jueves, 10 de agosto de 2017

sinceramente

Tú no estas nunca
y no hay excusa para eso
No la hay para diez años de soledad
no la hay para que la quieras a ella más que a mi
no la hay para una vida dada, perdida, robada
Publicar un comentario